Inspección Técnica de Obras

Una vez que se ha adjudicado el Contrato de Construcción y que se dispone de todos los proyectos, “Versión Aptos Construcción”, impresos en papel y con la aprobación de los Arquitectos y el Propietario, se podrá dar inicio a la Construcción del Proyecto, con los objetivos ya planteados.

La primera actividad que aborda el equipo designado para la Inspección, será estudiar y conocer en profundidad todos los documentos, tanto técnicos como administrativos, relativos al proyecto.

Se fiscaliza continuamente las acciones del contratista, para que su relación con el Mandante, la Administración e Inspección estén en orden. En general, todos los aspectos de estas obras, deberán realizarse conforme a las Bases Administrativas y a las cláusulas contractuales.

Asimismo, se supervisará en forma aleatoria la realización oportuna de cualquier faena y conforme a especificaciones del proyecto y de ensayes de calidad de materiales por parte del laboratorio de control. Esta información será analizada por el Inspector para proceder en consecuencia a la aceptación o rechazo de los trabajos en ejecución.

Al menos una vez al mes, se mide el avance de la obra o con mayor frecuencia cuando las condiciones lo aconsejen; información que, complementada con los avances para estado de pago y las observaciones diarias de la obra, se analizarán y compararán con el programa de obra formulado por el contratista, de modo de verificar su cumplimiento. Uno de los fines de este control de avance, es ir advirtiendo o visualizando cualquier atraso que se presente con la debida anticipación, evitando trastornos en el cumplimiento de los plazos generales o parciales previamente fijados.